Nueva York. Abril 2018 (I)




Nueva York es realmente la capital del actual imperio americano, vista en innumerables película, series, canciones y novelas, es omnipresente en cualquier noticia económica y política.

Decenas de edificios icónicos nos vienen a la mente, pero creo que todos estaremos de acuerdo que el símbolo por antonomasia es la Estatua de la Libertad, representación de la ciudad y de Estados Unidos por extensión.




Para viajar necesitas un visado o una autorización del sistema electrónico para viajes (ESTA, de su nombre en ingles), si perteneces a uno de estos países puedes solicitar la ESTA en esta página.  Tiene un pequeño coste, aunque sea denegada. Es fácil de rellenar, yo solo respondí a las preguntas obligatorias, seleccionando "unknown" ó "000000" cuando su respuesta es opcional; no obstante hay agencias de viaje que te lo rellenan por un recargo, naturalmente.

Había leido muchos comentarios sobre las colas para poder entrar en EE.UU., pero debo decir que en el aeropuerto de Newark, los tramites fueron muy sencillos y sorprendentemente rápidos. Desde el aeropuerto, no olvidemos que esta en Nueva Jersey, sale un autobús o tren hasta Manhattan, aunque también puedes hacer uso de empresas que realizan el trayecto en modalidad de coche compartido.

En Nueva York hay varias tarjetas de ahorro en atracciones para saber cual te conviene debes planificar bien el viaje:
  • CityPass: durante nueve días puedes visitar 6 atracciones/museos a escoger entre 9, hay una opcion de escoger 3 atracciones de entre 10. Ahorro de 42% para el CityPass y del 28% para el C3
  • New York City Explorer Pass: elige entre las 81 opciones el paquete que te interese o crea tu pase personalizado (pero con menos descuento) . Tienes 30 dias para gastarlo desde el primer uso. Ahorro hasta un 50%.
  • New York Pass: Escoges la duración hasta 10 dias, 100 atraciones. Ahorra hasta $100 por día.

La New York Pass es la mas completa pues en cualquier momento puedes ir a una de las atracciones seleccionadas, el problema es que el ahorro puede que no sea tal. Por ejemplo visitar un gran museo como el Metropolitano o el Natural te lleva todo un día por lo cual dejas de rentabilizar el pase. La planificación es fundamental durante el periodo de vigencia de este. Los otros pases son más flexibles al contar con mayor número de días de uso y el ahorro es más efectivo.



La movilidad por la ciudad esta resuelta con la tarjeta Metrocard  con la que puedes viajar en metro y buses. Hay dos modalidades:
  • Pay-Per-Ride MetroCard, en la que pagas por cada viaje y puedes recargarla cuando se acabe el saldo.
  • Unlimited Ride MetroCard, en la que puedes viajar ilimitadamente durante el periodo escogido, 1 día ó 7 días.
En general sale a cuenta decantarse por la tarjeta de 7 días con viajes ilimitados, en estos momentos cuesta $32, más $1 por la emisión de la tarjeta.

Para usar el transporte público se debe tener claro el concepto downtown y uptown, downtown es dirección a la bahía, y sentido contrario uptown. Muchas entradas de metro indican una de estas direcciones lo que implica que por esa acceso solo se va en ese sentido, no pudiendo cambiar de dirección dentro de la estación.

Orientarse por Manhattan es realmente fácil, tiene una estructura cuadriculada (me recuerda a Barcelona), además las avenidas van longitudinales y las calles con números las atraviesan. La gran mayoría su nombre es un numeral por lo que resulta sencillo saber dónde nos encontramos. También hay marquesinas indicativas, no tan abundantes como en Londres pero aquí no es tan necesario.

No obstante la aplicación estrella es Google Maps, tiene conexión con la red de metro con lo que te indica correctamente la hora de paso de los trenes, su conexiones, paradas (importante pues hay trenes express en el metro que no paran en todas las estaciones) y duración de viaje. Como es natural también indica el camino a pie y su duración.


Debemos recordar que Vodafone da roaming en EE.UU, por lo que es interesante comprar una tarjeta prepago con un bono de datos y llamadas, si no se es cliente. En los aeropuertos también se puede comprar una tarjeta de prepago con datos, minutos llamadas internacionales, o una combinación de ambas pero sale más caro.

Actualización 17/09/2018
Vodafone ha dejado de dar roaming en EE.UU


Normalmente cuando viajo llevo una cantidad de euros que cambio en la ciudad destino, esta vez ante la lectura que el tipo cambio que daban las casas en Manhattan no es favorable y ante las comisiones que ejecutan los bancos por operaciones en el extranjero fuera de la zona euro, decidí explorar otras soluciones basadas en la banca movil. Encontré tres tarjetas que no te cobran comisión:


Nos decidimos por la tarjeta Revolut al tener la opcion de dividir cuenta, es decir, como ibamos un grupo de amigos, pagaba uno y dividía la cuanta entre el resto y de esta forma evitamos las tipicos enfrentamientos...
La Revolut es una tarjeta de debito por lo que se recarga desde otra tarjeta o desde una cuenta bancaria, en Nueva York no tuvimos problemas con ella por este motivo.

Unas de de las consideraciones económicas que hay que tomar en consideración son las propinas que se deben dar en el sector servicios, afectando sobre todo en los restaurantes. La cantidad recomiendan es entre el 15% y el 20% del precio total antes de impuestos. Como norma general se recomienda el doble del impuesto. Durante mi estancia debo decir que fue en contadas ocasiones las que me pidieron la propina, ninguna de ellas en la restauración. Normalmente pedí que esta gratificación se añadiera a la cuenta para poder pagarla con tarjeta bancaria.

La oferta de restaurantes es inmensa, comida de todos los lugares del mundo se citan en la ciudad. Nosotros probamos los afamados hot dog americanos en algunos de los "carritos" que abundan por la ciudad, las porciones de pizza en 99 Cent Pizza (como su nombre indica 1 dolar por porción), las hamburguesas de la cadena Shake Shack, y otros establecimientos que nos dejaron huella.
 Zen ramen sushi, japones situado cerca de nuestro hotel, probamos un delicioso ramen para calentarnos del imprevisto frío, además muy buen sashimi.
Jacob`s Pickles, a 10 minutos del American Museum of Natural history, comida típicamente americana, generosos platos solo aptos para personas con gran apetito, perfecto para compartir.
The four horseman, situado en Brooklyn en el bohemio barrio de Williamsburg, abren los domingos al mediodía para ofrecer un delicioso brunch y donde podrás deleitarte bebiendo vinos naturales. Trato muy amigable, déjate aconsejar no te equivocaras.
Gyu-Kaku Japonese BBQ, cadena de restaurantes "japones de carne" muy parecido a los conocidos restaurantes coreanos, con diversos tipos de carne para que te la hagas a la graella y otras opciones ya cocinadas como un delicioso pollo picante. Tiene hora feliz donde la comida está a mitad de precio.
PioPio, peruano situado en Manhattan con deliciosos platos algunos de los cuales son muy generosos. Aconsejamos preguntar sobre el tamaño de la ración antes de pedirla.
Racines, ubicado en el barrio de Tribeca, puedes cenar en un ambiente distendido y escaso de luz. Moderna cocina acompañada de vinos naturales.
Nobu Downtown,  muy cerca de World Trade Center, perteneciente a la cadena del afamado chef Matsuhisa, imprescindible probar su Black Cod with Miso.
The Ten Bells, bar de tapas y extensa carta de vinos naturales. Ambiente muy concurrido.
Luke's Lobter, cadena de restauración repartidos por toda la ciudad, nosotros fuimos al cercano a Wall Street. Deliciosa sopa de almejas y buenísimo bocadillo de cangrejo.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Nueva York. Abril 2018 (III)

Barcelona, viviendo un día en la cultura asiatica. 30 septiembre

Nueva York. Abril 2018 (II)