Barcelona, viviendo un día en la cultura asiatica. 30 septiembre

Comenzamos el dia a las 12:00h con una visita guiada al Museo Europeo de Arte Moderno en Barcelona, 11 euros la entrada, donde admiramos la exposición Realismo Japonés Contemporáneo en globado en  Pintura realista japonesa. La exposición que estará abierta hasta el 30 de noviembre  reúne las 60 obras más destacadas del fondo permanente del Hoki Museum, el primer museo en Japón dedicado exclusivamente a la pintura realista actual, alguna de ellas han sido realizadas expresamente para esta exposición.
Me quedo impresionado del nivel de detalle que hay en las obras, no solo parecen una foto, el artista ha conseguido en algunas de ellas un efecto 3D y con el encuadre casi de movimiento, solo puedo expresar una palabra: espectacular.
No es de extrañar, pintores de la talla de Hiroshi Noda, Masayuki Hara, Kenichiro Ishiguro, Fumihiko Gomi, Ryo Shiotani, Osamu Obi y Takaya Fujita entre otros exponen su mejor obra.





sala de exposiciones






Cuando salimos es hora de comer, y que mejor que ir al la taberna Mosquito que esta a cinco minutos caminando. El restaurante  sirve tapas asiáticas, sopas, noodles y cerveza artesana con una sencilla decoración oriental. No admite reservas pero tuvimos suerte y nos sentamos enseguida.
Compartimos unos Dim Sum, dumplings parecidos a los gyozas japoneses, una sopa Pho Bo y sopa Wonton y ternera a la pimienta Sichuán. Todo riquísimo.


Ya saciados realizamos un paseo por Ciudat Vella verdadero centro historico de Barcelona. Pasear por ella te transporta a finales del siglo XIX, cuando el plan Cerdá se aprobó y Barcelona se extendió por la actual superficie. Actualmente esta rebosante de turistas y bullicio pero todavía se puede perder por calles olvidadas.



Decidimos volver a entrar en el museo y visitar su exposición permanente. Aunque también trata sobre realismo contemporáneo,  se puede ver claramente las diferencias. Aparece más impresionista, usando colores a veces menos armoniosos en su conjunto, y una temática ligeramente diferente. Claro está que hay obras que si se asemejan a las niponas.




Saliendo del museo nos encontramos con el Museo Picasso y justo enfrente  en Museo Etnológico de Barcelona, los domingos a partir de  15:00h es gratis. Me impresionó la cantidad de esculturas y figuras expuestas de todas la partes del mundo. Vale la pena volver para dedicarle más tiempo. Visitamos con especial interés lo dedicado a Japón y China, no es muy extensa la colección de estos países pero se entiende  por lo limitado del espacio y la gran extensión de naciones que abarca.





Para acabar nos acercamos a el Born CCM, sala Moragues donde se celebra el I Festival Matsuri. Aquí degustaremos unos "chipitos" de sake acompañados de unas deliciosas tapas.
Decenas de botellas de sake se alinean en sucesivas mesas, carteles nos indican su procedencia, acidez y nivel de alcohol entre otras características. Nos encontramos muchos venidos de Japón pero algunos autóctonos que utilizan como materia prima arroz de delta del Ebro.
De media la bebida contiene 15% de alcohol por lo cual fue gran idea maridar con algunas tapas, estas eran de tamaño de cuchara armonizando con la cantidad de sake que te servían. Entre las que podiamos degustar estaban: jurel seco,  sardinas secas con mandarina, mollejas de pavo vinagreta...

El ambiente estaba concurrido pero no en exceso,  supongo que la ausencia de sillas y la escasez de mesas no propiciaban que la gente permaneciera mucho tiempo en el lugar.





Comentarios

Entradas populares de este blog

Nueva York. Abril 2018 (III)

Nueva York. Abril 2018 (II)