Jordania y Egipto. Febrero y marzo 2017 (III)

El viaje termina en Egipto   



Hay miles de fotos, libros, documentales sobre el Antiguo Egipto. Desde pequeño hemos conocido las pirámides, tan imponentes que se nos cuesta creer que se unos humanos salidos de la edad de piedra fueran capaces de construirlas. Una civilización con un lenguaje de símbolos que durante siglos perdimos su significado. El Nilo es el eje vertebrador del país y por sus orillas emana la Historia de Egipto.



Piramides de Guizay Esfige

Una profunda emoción te invade cuando contemplas por primera vez las tres pirámides de Gaza, solo quieres quedarte quieto y observar su magnecicencia conteniendo la respiración. Poco dura ese ensimismamiento, el guía ya te está empujando sobre la planicie dando datos históricos sobre su construcción. Si quieres entrar puedes hacerlo en dos de ellas, una permanece cerrada. Yo opte por entrar en La Gran Pirámide, la pirámide de Keops. No se permite realizar fotos en el interior, aunque no entiendo el porqué, pues carece de decoración interior y solo se accede a un largo pasillo de subida, no apto para claustrofóbicos, que acaba en la cámara del Rey.


Piramides de Kefren y Keops Vista de la Esfinge

 Luxor

Si las pirámides me eran familiares, los templos me eran más desconocidos y visitar los de Karnak y Luxor te hace empequeñecer, dos templos unidos por una avenida de esfinges y corderos, desgraciadamente hoy día no es así pero no cuesta nada imaginarlo. Impresiona las columnas de la sala hipóstila, magnificas, enormes y ricas en jeroglíficos y antaño decorada en vivos colores tristemente desaparecidos.
En el Valle de los Reyes está prohibida la entrada con cámaras fotográficas y no se permite hacer fotos. Puedes visitar tres tumbas, si quieres visitar la de Tutankamon se paga aparte, si la ves podrás comprender porque los egiptologos dicen que no era un faraon importante, es la más pequeña de las que visité. Las que ví son las de Siptah (kv47), Tausert y Sethnajt (kv14), Seti II (kv15), y Tutankamon (kv62).

Amanecer en sala hipóstila del Templo de Karnak Entrada al Templo de Luxor




Crucero por el Nilo.

Cuando navegas por el rio Nilo te das cuenta de la precariedad de la vida de los antiguos egipcios, orillas fértiles rodeadas por un desierto amenazante. El Nilo fuente de vida y de muerte. No es de extrañar que sus habitantes fueran muy religiosos, intentaban comprender los caprichos de esa fuerza de la naturaleza. Viajando en faluca mecido por el agua y el viento, si entrecierras los ojos quizás puedas ver paisajes del pasado.


Vista desde el crucero de la orilla del Nilo Vista de una faluca en la zona de Aswan


Abu Simbel

Visitar Abu Simbel es ver dos prodigios de la ingeniera, primero los templos de uno dedicado a Ramses II y el otro a su esposa favorita Nefertari, el otro prodigio es el traslado piedra a piedra de los dos templos, que deberían estar sumergidos por la presa de Aswan, a una posición más elevada y la creación de una montaña falsa.

Vista del Templo de Ramses II Vista del Templo de Nefertari


Saqqarah


Esta área cerca de la antigua capital de Menphis, alberga la conocida piramide escaolnada de Djoser, su complejo funerario,  y las llamadas protopiramides, en realidad son mastabas indicadoras de la situación de una tumba real. Lo que me gusta más fue la tumba de Ajethotep , en ella se pueden ver escenas de la vida cotidiana grabadas en la piedra, al contrario que en el Valle de los Reyes que son más mitológicas/religiosas. Puedes visitar la piramide de Teti y a lo lejos se puede apreciar la Pirámide Combada y la Pirámide Roja del area de Dahshur.




Panoramica de la Piramide Combada y la Piramide Roja desde Saqqarah Piramide de Djoser


El Cairo, ciudad de los mil minaretes

Con cerca de 20 millones de habitantes, es la ciudad musulmana más poblada y posee gran numero de mezquitas conociendose como la ciudad de los mil minaretes. Hay que tener respeto cuando se visita un templo sagrado, ya sea una sinagoga, iglesia o mezquita, pude ver un ritual sufí en la mezquita Al-Rafai, hombres cantando formando dos filas. Mi guía me instruye sobre la religión musulmana mientras visitamoslos templos. En la Mezquita del Súltan Hassan es una belleza en su interior con sus madrazas en el patio central. Desde el minarete de la mezquita Ibn Tulun, una de las templos más antiguos, se observa una panoramica diferente de El Cairo. Cuando vamos a la ciudadela entramos en la Mezquita de Alabastro o de Muhammad Alí, una belleza que corona la cima.


Interior de la Meaquita del Súltan Hassan Patio interior de la Mezquita Ibn Tulun

Otras fotos

Vista desde un minarete de Ibn Tulun Mezquita de Alabastro

Mujeres con sombrilla en el Templo de Ramses III Islamailía. Canal de Suez

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nueva York. Abril 2018 (III)

Nueva York. Abril 2018 (II)

Jordania y Egipto. Febrero y marzo 2017 (I)