Londres mayo - junio 2016

Me dijeron que para ir a Londres hay que ir preparando para cualquier inclemencia del tiempo, y así es, durante mi estancia hizo calor, estuvo el día nublado, llovió y bajaron las temperaturas a 10 grados. Me llevé ropa para usarla tipo cebolla, por capas, para cualquier contingencia. 

Mi entrada por Gatwick fue un desastre, tarde dos horas en abandonar el aeropuerto. Todo ello por las largas colas que se formaron, primero en el control del DNI y luego para sacar billete de tren para Londres. Hay dos colas en el aeropuerto para el control de identidad, la del DNI y la del pasaporte, por lo que si poseéis los dos me los llevaría, la cola del pasaporte estaba vacía pero la del DNI estaba saturada. Un empleado de seguridad nos dijo que a veces es al contrario.

Realizar el cambio de divisas en el aeropuerto es directamente un atraco. Me lleve 200 libras que mi banco me cambió a 0.71 libras por euro, contando ya con la comisión, en el aeropuerto me cambiaban a 0.66. No tuve por tanto problemas a la hora de comprar el billete de tren hacia Londres, ni de hacerme la oyster card para el transporte en la ciudad. En el aeropuerto había carteles indicando que no tenían dicha tarjeta por lo que la conseguí en la estación Victoria, en el centro para visitantes. Aunque tenía varias direcciones de agencias de cambio resultó que cerca de Kings Cross, donde estaba mi alojamiento, encontré dos buenas, la primera daba el cambio a 0.73 y la segunda a 0.745. Teniendo en cuenta que el cambio oficial estaba entorno de los 0.75, era muy buen cambio.

¿Por qué me hice con la oyster card en lugar de la travel card? Como mi intención era pasear por Londres decidí que me sería más económico esta tarjeta que pagas por viaje y no la otra que pagas por días pero con viajes ilimitados. Londres es una ciudad cara, el metro con la tarjeta oyster cuesta al cambio 3e cuando en Barcelona no llega a 1e con la tarjeta T-10.

 La comida también es muy cara, sobre todo si vas a un restaurante, a cambio los museos nacionales son gratuitos. Para solucionar lo de la comida puedes recurrir a lo que llamo 'street food', existen numerosos puestos de comida para llevar, destacó dos: Pret A Maneger, que sirven desde sopas a sanwichs y ensaladas, y Wasabi que sirven comida japonesa desde sushi hasta noodles. En ambas cadenas se puede comer en el establecimiento, diner, pero cuesta más dinero que si te lo llevas, take away. También puedes recurrir a los puestos de comida que hay en mercados y en determinadas calles. Es una buena idea cuando vayas a visitar uno de los maravillosos parques que tiene Londres y que son de casi obligado visitar, Green's park, Jame's park, Hyde's park, comer en ellos en el césped o en un banco, pero lleva monedas de 20 peniques si quieres utilizar los baños públicos.
 Si te gusta la pizza te recomiendo la cadena PIZZA UNION, buena pizza a precios españoles, la puedes tomar en el local o llevartela. Si te quedas a comer en el local te dan un avisador que se enciende cuando la pizza esta hecha, y tú debes recogerla en la barra recibiendo a cambio el avisador, se paga al pedirla. Este sistema lo he visto también usar en más de un pub.
Si queréis ahorraos algo de dinero en las comidas podeís pedir agua del grifo, 'tap water', ya que las bebidas tienen una elebado precio, por ejemplo una 'pinta' suele costar más de 5 libras.

Hace poco hubo una campaña de Vodafone donde un turista iba mendigando WIFI por Inglaterra, en Londres es muy fácil conseguirlo, todos los museos nacionales tienen WIFI gratuito y funciona muy bien, en los mercados también suele haber y muchos establecimientos de restauración, pubs y restaurantes, también lo tienen.


Poste informativo


Orientarse por Londres es de lo más fácil, sólo necesitas un mapa turísticos, aunque estos no son muy detallados tienen las principales calles y estaciones de metro, si te sales de la ruta es fácil volver a ella puesto que cada cien metros aproximadamente hay en la acera un cartel con el mapa de la zona. Véase la foto.



 Llegas a Londres por primera vez y te sientes un poco desorientado, pues te recomiendo que hagas un tour gratuito por Londres. Sandemans te hace un paseo por el centro por solo una propina (opcional), el guia te instruye sobre la historia de la ciudad y deambulas por Trafagar Square, Green park, buckingham palace... terminando en la abadía de Westminster. El guia te intenta vender otros tours de pago de la empresa, pero no te agobia, lo que hace es más parecido a informate de ellos. En cualquier momento puedes abandonar el tour, solo piden que lo comuniques para saber que no te has perdido. Los guias son muy amables y puedes preguntarles dudas y ellos intentarán despejarla. 



Big Ben Buckingham Palace


Londres puede ser una buena base para realizar excursiones por Inglaterra, hay numerosas agencias que comercializan viajes de un día a numerosos destinos. Yo pude visitar Stonehenge y Bath.

Bath Stonehenge



Stonehenge se visita con audioguía, la información que da es muy interesante aunque se hecha de menos la pasión que podría poner un profesional. Bath es muy turístico y esta saturada de estos, en ella se puede observar muy bien la arquitectura victoriana y te puedes trasladar a la epoca de las novelas de Jane Austin, de la cual puedes visitar su casa.

Londres como gran capital tiene mucho que ver y es difícil que te la acabes, me hubiese gustado montar en un barco por el Támesis, ir por el Regent's canal hasta Paddington... ya tenemos excusa para volver.
Os dejo algunas fotos más.

Abadia de Westminster "The Gherkin" Trafalgar Square


Panoramica del Ayuntamiento y del edificio Shard Puente de la Torre

Panoramica de rascacielos y la Torre de Londres Palacio de Westminster

London Eye Fuente de Cupido en Picadilly Circus

Comentarios

Entradas populares de este blog

Nueva York. Abril 2018 (III)

Barcelona, viviendo un día en la cultura asiatica. 30 septiembre

Córdoba. Octubre