Cárcel Modelo de Barcelona

Situada entre las calles Nicaragua- Entenza y Rosellón y Provenza, la conocida como Cárcel Modelo de Barcelona, es un centro penitenciario construida entre 1888 y 1904, su nombre original fue de Prisión Celular, pero popularmente fue conocida como Modelo por que debería servir como ejemplo para la reforma carcelaria. El 8 de junio de 2017 cesó su actividad.


Vista desde la Calle Enteça Vista desde la calle Nicaragua


La entrada es gratuita, incluso la vista guiada que proporciona el ayuntamiento, está última hay que reservarla, pero la demanda es tal que las entradas para dos meses se agotan en minutos. Aunque lo intenté en diversas ocasiones me fue imposible. La web para la reserva de la visita guiada es  https://www.lamodel.barcelona/es/visites/visites-ciutadania En cuanto a la entrada general no es preciso reservar, aunque no audioguía, durante todo el recorrido hay plafones explicativos.


Imagen del proyecto 



Durante la visita se ven dos galerías y el patio principal (acortado por las obras de transformación), la paquetería y los locutorios, no se visita el comedor, los talleres, la cocina, enfermería... pero se utiliza el espacio visitado para realizar alguna exposición. Durante mi visita había una exposición sobre testimonios de la pandemia del COVID-19,
La explicaciones que puedes leer en los plafones informativos es prácticamente de carácter político, nos cuesta imaginar como es la vida de un recluso, no se hace referencia de los intentos de fuga y apenas de las rebeliones.
También se echa de menos más explicaciones sobre los presos famosos, recordemos que Salvador Puig Antich estuvo preso y ejecutado en la modelo, de este acontecimiento hay una placa en la Paquetería, donde fue ajusticiado. No se hace referencia en que celda estuvo ni ninguna referencia más. Otro celebre preso fue Juan José Moreno Cuenca, el vaquilla, que influyó en la cultura quinqui que se dio finales de los años 70 y principios de los 80 del siglo pasado. 


Patio de entrada Memorial Salvador Puig Antich



Cuando cruzas la puerta te encuentras con patio, debes cruzarlo para entrar a la prisión. Accedes a un pasillo que finaliza en el panóptico, una especie de plaza circular donde convergen radialmente todas las galerías.  Por el pasillo de entrada se concentran en sus laterales los servicios de la cárcel, paquetería (que al parecer se ejecuto a Salvador Puig Antich), locutorios, comedor, enfermería



Pasillo de acceso a las galerías Locutorio Celda



Aunque la prisión consta de seis galerías a dos niveles, solo te dejan visitar dos de ellas y solo el nivel inferior. Aunque inicialmente se concibió para albergar 820 reclusos siempre supero ampliamente dicha cifra, cuando mayor ocupación se tiene constancia fue después de la guerra civil con más de 12.000 presos, habiendo más de 2000 en el momento del cierre. Las celdas que vemos tienen vestigios de literas metálicas de tres camas, no puedo imaginar como cabrían catorce personas en el momento de mayor ocupación.

Si vas leyendo los plafones explicativos y paseando tranquilamente se necesita sobre una hora y media para realizar el recorrido y más si te paras en la exposición temporal. No obstante me falta zonas para explorar como he dicho anteriormente, y anécdotas que sucedieron, por ejemplo no cuentan apenas de los intentos de fuga, no exponen material incautado a los presos... 
Aunque la visita es gratuita, creo que se estaría dispuesto a pagar por una visita más completa y con los fondos recaudados habilitar más zonas.



Patio principal





Comentarios

Entradas populares de este blog

Nueva York. Abril 2018 (III)

Ciudadanos y Podemos partidos políticos en agonía

Paseando por la Rambla de Santa Cruz de Tenerife